Nuestros superalimentos protagonizarón el último capítulo de serie ‘Perú dedicado a’ que emite NatGeo

Continue reading “Nuestros superalimentos protagonizarón el último capítulo de serie ‘Perú dedicado a’ que emite NatGeo”

Anuncios

Próxima edición de PERÚNATURA presentará innovadora oferta exportable

Fideos de quinua orgánica, infusiones amazónicas y concentrados de sacha inchi son algunos de los productos novedosos que se presentarán en PERÚNATURA 2016, plataforma organizada por PROMPERÚ y destinada a productos naturales y ‘superalimentos’ de Expoalimentaria, que se realizará del 28 al 30 de setiembre en el Centro de Exposiciones Jockey.

Para esta versión se ha previsto la llegada de compradores de los cinco continentes que buscan la ya conocida oferta del sector, como quinua, maca, sacha inchi, aguaymanto, lúcuma, kiwicha y castaña, así como otras presentaciones que están llamando la atención en el mercado internacional como la quinua precocida con vegetales orgánicos, suplemento instantáneo en polvo a base de maca y harina de maíz morado cocida, entre otros.

Perú cuenta con innumerables productos que, desde épocas ancestrales, han sido utilizados por sus propiedades nutricionales y por los beneficios que le otorga a la salud. Hoy, estos son muy demandados por un público en todo el planeta que busca una dieta saludable, además de presentaciones novedosas, buen sabor y versatilidad para su consumo. Por esto, el sector ha decidido promocionar y posicionar los productos naturales, haciendo especial énfasis en mercados como Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia y Japón, donde se registran los mayores pedidos.

En PERÚNATURA 2016 se presentarán 40 empresas de las regiones de Arequipa, Cusco, Junín, Lambayeque, Lima, Puno y San Martín que también exhibirán productos elaborados en base a maíz morado, uña de gato, cañihua, algarrobo, sangre de grado, copaiba, molle, caléndula, chancapiedra y chuchuhuasi. Asimismo, se contará con un espacio dedicado a los superalimentos, en donde se brindará información de las características, cualidades y presentaciones de especies nativas. Esta actividad se realiza en el marco del Plan Estratégico Nacional Exportador – PENX 2025, por lo cual PROMPERÚ viene desarrollando actividades de difusión y promoción de la oferta de agronegocios en el país, priorizando cuatro líneas: frescos, procesados-gourmet y bebidas, café y cacao y superalimentos.

Estos últimos constituyen una oferta exportable competitiva y sostenible de productos nutracéuticos y funcionales orientados a fomentar alimentos saludables, convenientes y plancenteros por su sabor, aroma y colores. Con 84 microclimas de los 114 existentes, el Perú es uno de los países con mayor biodiversidad el planeta.

Esta particularidad permite la existencia de una enorme variedad de productos naturales, dando como resultado un país con un registro de uso de más de 4,000 plantas y ubicándose como el primero en cuanto a conocimiento de medicina tradicional. El mercado mundial de los productos naturales se calcula que alcanza los US$ 226 billones para 2018, es decir, un crecimiento de 65% desde el 2013 y aproximadamente de 126% en los últimos diez años. Forman parte de este sector los superalimentos o superfoods, término de mercado utilizado para describir alimentos buenos para la salud y con cualidades para mejorar algunas condiciones médicas.

Fuente:Promperu

Imagen:https://pixabay.com/Unsplash

El futuro de la quinua

Aunque está presente en Estados Unidos desde 1913, cuando las autoridades sanitarias del país del norte autorizaron su importación, la quinua nunca fue tan popular en ese país y en el mundo como lo es ahora.

Pese a los esfuerzos de nutricionistas y cocineros reputados, que durante décadas bregaron por promover sus cualidades nutricionales, delicioso sabor y formas de preparación, este producto andino siguió siendo un alimento exótico valorado solo por un pequeño sector de la población que busca los productos naturistas y alternativos.

Sin embargo, la suerte de la quinua cambió de un momento a otro y, como ocurre con muchas cosas, fue la televisión y la farándula las que le dieron el empujón hacia la ‘fama’ en Estados Unidos y el mundo.

Efectivamente, fue la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey quien, enterada de las propiedades de la quinua como un alimento completo y dietético (contiene proteínas, aminoácidos, magnesio, calcio y otros minerales y vitaminas), confesó en 2008 que estaba siendo sometida a un tratamiento dietético que incluía la quinua como elemento principal.

Bastó esta revelación ante sus millones de televidentes para que la suerte de la quinua cambiara de la noche a la mañana. Los comercios minoristas empezaron a recibir pedidos cada vez más crecientes de productos elaborados con quinua o simplemente la quinua empacada. No lo tenían, o había un stock limitado, entonces miraron hacia el sur: Perú y Bolivia, los grandes de la quinua.

En el 2013, la Organización de las Naciones Unidas consolidó su reputación, declarando ese período anual como el Año Internacional de la Quinua. Así, nuestro humilde grano pasó de ser un alimento principalmente de las mesas andinas y provincianas a un valioso alimento requerido por ricos y famosos de Estados Unidos y países europeos. Obviamente, lo mismo ocurrió en el Perú: los chefs nacionales le pusieron en la mira y vieron el potencial de la quinua.

Como ocurre con todos los fenómenos mediáticos, esta repentina popularidad trajo consigo algunos aspectos negativos, como, por ejemplo, el incremento del precio de este alimento ante la demanda internacional, alejándola de las mesas populares.

Revelado el potencial alimenticio de la quinua, las autoridades estadounidenses no han perdido tiempo y vienen impulsando su cultivo en sus tierras, otorgando subvenciones a investigadores para ayudar a sus agricultores a cultivar la quinua. De hecho, en el país del norte ya se cultivan 35 variedades de quinua. Sin embargo, aún no logran obtener la riqueza biológica de las variedades cultivadas en los Andes. Al menos, no por ahora.

Fuente: El Peruano

Imagen: Pixabay/stevepb

Quinua ¿Pan de granos ancestrales?

En los últimos años, con la tendencia creciente de ganar más comiendo menos y de obtener lo máximo de ciertas cosas, muchas personas han desarrollado un creciente interés en un número de granos ancestrales y no consumidos habitualmente. Ya en nuestra nota titulada “Los super alimentos” hablabamos de la tendencia de los “granos ancestrales”.

Un nuevo artículo titulado  “Nothing Says ‘Hip’ Like Ancient Wheat” plantea algo similar. Muchas personas se interesan cada vez más por los granos consumidos en la antigüedad. Sin embargo, esto no significa que tengan que excavar para encontrarlos porque muchos de estos se siguen cultivando con regularidad en lugares como India o América del Sur, pero no tienen presencia en Estados Unidos ni en Europa.

El interés surge de la búsqueda de las personas por algo más allá de lo ordinario que no se trate de cosas modificadas. Por ejemplo, granos como la quinua y el mijo ya fueron popularizados. Además, los científicos recomiendan usar esos granos también para producir el pan con el fin de generalizar su consumo en beneficio de la salud de las personas.

Sin embargo, lo único que se siembra es el grano Triticum aestivum, conocido también como trigo o grano común, con el cual se hacen los panes que  se compran en cualquier lado, como en supermercados.

Hay otros granos como el “einkorn” que se originó hace más o menos 6 millones de años, o el “emmer”, el cual fue consumido por humanos hace 400,000 años, los cuales son cultivados en India, pero no en Estados Unidos hace muchísimo tiempo, lo cual tiene que ver con la dificultad que conlleva hacer crecer estos granos antiguos.

El grano común es sumamente sencillo de cultivar, además que es menos propenso a contraer virus o a malograrse, lo que explica que en un mundo con necesidades a nivel de seguridad alimentaria, los agricultores opten por la opción más sencilla.

Además, expertos ganaderos opinaron que otro problema con implementar los granos antiguos sería el precio. Cultivarlos es más complicado y venderlos sería más complicado aún.

El pan hecho de estos granos nunca tendría el mismo precio barato y accesible que tiene el pan de trigo convencional, a menos que todo el mundo empiece a consumirlos, algo particularmente complicado.

Por tanto, aquellos interesados solo pueden optar por comprar los granos ancestrales en los mercados e introducirlos creativamente a su dieta, ya que parece que el panorama no va a cambiar por un buen tiempo.

Fuente: Proexpansion

Imagen: Pixabay/Couleur

Minagri: Producción nacional de granos andinos llega a 40 países

Mercado interno consume el 70% del total.

En el marco del Día Nacional de los Granos Andinos que se celebra mañana, el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) dio a conocer que el mercado interno consume cerca del 70% de la producción nacional de esos productos altamente nutritivos. Además indicó que dichos productos llegan en la actualidad a 40 países.

Señaló que el Día Nacional de los Granos Andinos representa una importante plataforma generada por el Estado para seguir promoviendo e impulsando de manera conjunta la producción y consumo de estos valiosos y nutritivos alimentos.
“Su valor se manifiesta no solo por su aporte nutricional y características excepcionales como especies cultivadas, sino también porque se tratan de cultivos que crecen y desarrollan a más de 3,000 msnm, donde predomina la pequeña y mediana agricultura y donde solo prosperan determinados productos que se han adaptado a tales condiciones agroclimáticas”, anotó.
Indicó que si bien en la actualidad la quinua es la más reconocida como un excelente alimento natural por su elevado valor nutricional, también lo son, los otros granos andinos como el tarwi o chocho, cañihua y kiwicha o amaranto por sus características similares y complementarias.
“Todo  este grupo se constituye en una gran oportunidad para mejorar las condiciones de vida de las familias productoras de la zonas altoandinas, además de contribuir a mejorar la seguridad alimentaria y nutricional del país”, apuntó.
Subrayó que las potencialidades de los granos andinos son inmensas, tanto en la alimentación como granos enteros, harinas, hojuelas, extruidos, mezclas, instantáneos y otros productos industriales de consumo humano, así como su uso cosmético, nutracéutico y como insumos para la agricultura.
“Ello viene generando más puestos de trabajo a lo largo de toda la cadena de valor, es decir trabajo en campo, post cosecha, transporte, transformación, comercialización, gastronomía, turismo, etc.”, puntualizó.
En el país, la región sierra es la zona de mayor producción y con buen potencial para los granos andinos, siendo los departamentos que destacan: Puno, Ayacucho, Junín, Cusco, La Libertad, Huancavelica, Ancash y Apurímac, precisó.
“En general, los agricultores en su mayoría con pequeños productores que los cultivan tanto para autoconsumo, los mercados locales, regionales, nacional e internacional”, agregó.
Día Nacional
Cabe resaltar que los agentes vinculados con el desarrollo de los Granos Andinos, en particular el Minagri a través de la Dirección General de Negocios Agrarios y las principales Direcciones Regionales de Agricultura, celebrarán en las principales zonas productoras del país, el “Día Nacional de los Granos Andinos” que se conmemora desde el año 2014, cada 30 de junio, tal como precisa la RM Nº 0392-2013-MINAGRI.
Cabe destacar, que Puno, primer productor nacional de granos andinos en especial de quinua y cañihua, junto a otras regiones productoras, se desarrollarán actividades conmemorativas e informativas que contribuirán al logro de los objetivos trazados en el marco de esta celebración.
Dentro de las actividades destacan: charlas técnicas y de mercado, foros, espacios radiales, ferias de productores y gastronomía, ceremonias protocolares, y difusión y promoción de estos cultivos por los diversos medios de comunicación. Participan productores, transformadores, comercializadores, profesionales agrarios, de investigación y gastronomía principalmente.
Fuente: Andina Agencia Peruana de Noticias
Imagen: Flickr/Consorcio Ecuatoriano de Exportadores de Quinua

El precio de la quinua

La quinua, uno de nuestros granos ancestrales, es casi un símbolo de la forma en que hemos cambiado como consumidores, de la influencia que ha tenido el boom gastronómico en este proceso, y, del efecto de la globalización en nuestras vidas.

Antes solo era consumida por los provincianos en Lima y, pese a su versatilidad, no fue sino hasta que su valor nutritivo fue reconocido en el exterior, cuando los peruanos abrimos los ojos respecto a sus bondades para celiacos, diabéticos, vegetarianos, veganos, niños y, en general para todos.

Como consecuencia de ese reconocimiento que impulsó su revalorización en los países productores, la demanda se incrementó generando un impacto en los precios. Para darse una idea de esto, basta tener en cuenta lo que señala el artículo “You can finally stop feeling guilty for eating quinoa” del portal Vox, cuando afirma que entre el 2006 y el 2013 los precios se triplicaron.

En particular en el Perú, los precios llegaron a un nivel que las redes sociales empezaron a cuestionar que los pobres en el Perú ya no podían consumir quinua porque no era posible absorber el alza de su precio.

Marc Bellemere, un economista, se encontró con este debate y quedó poco satisfecho por la argumentación, así que decidió recoger sus propios datos para buscar la verdadera respuesta a lo que había ocurrido.

Luego de tres años de estudios, Bellemere, public sus resultados en el artículo “Foods and Fads – The Welfare Impacts of Rising Quinoa Prices in Peru”, donde señala que el aumento del precio de la quinua no afectó a la población como se creía, sino que por el contrario terminó por beneficiarlos.

Por un lado, a los agricultores de quinua les fue mejor cuando los precios aumentaron, ya que ganaban más. Y contra todo pronóstico, a los consumidores también les fue mejor. Es más, el estudio estimó que por cada 10% de aumento en el precio de la quinua, estos aumentaban el bienestar de las casas de los consumidores en un 0.7%. Si bien no es un gran número, es importante que el efecto haya sido positivo.

El estudio de Bellemere no precisa porqué sucedió esto, pero su autor cree que se debe a que el aumento de precios y de riqueza en los agricultores, trajo impactos positivos directos en sus vecinos, gracias al aumento de gasto de los primeros y de la actividad económica en la zona.

Para Bellemere, no hay que ser tan simplistas al buscar explicaciones a la subida de precios.

Fuente: Proexpansión

Imagen: Pixabay/itkannan4u

Corea quiere más productos peruanos

Las empresas peruanas ya empezaron a desembarcar en nuestro país por el camu camu, el sacha inchi, el maíz morado, los frijoles y por más mango.

La Oficina Comercial de Perú en Seúl, dio a conocer, a través de una nota que difunde el portal Post Online Media, que Corea del Sur está interesado en incrementar el flujo de envíos de frutas y de otros productos de Perú.

Los coreanos ya son antiguos conocidos para las exportaciones peruanas como los de anguila, pota quinua y maca; pero en los últimos años ha incrementado su interés en uvas, mangos y bananas orgánicas.

Para dar una idea de la dimensión de este interés, basta saber que en 2015, se incrementaron las exportaciones agrícolas a Corea del Sur en 55% respecto al año anterior, las mismas que en valores fueron USD 40 millones.

Lo más interesante es que el 90% de los envíos fueron en productos no tradicionales: uvas de mesa, mango congelado y plátanos orgánicos.

Además, todo indica que se va a mantener el interés por estos envíos, que se sumarán a los que ya se realizaban de los sectores de pesca, agricultura y textil y confecciones. Es más, en 2015, se observó algo particular, que fue que cambió la composición de los sectores predominantes, gracias a un incremento de la participación de los productos agroindustriales en el total de los envíos.

La buena noticia es que el interés generado es tal que las empresas coreanas están empezando a venir hacia nuestro país para establecer contactos directos con productores de distintos productos. Según detalla la nota de prensa del Consejero Comercial de Perú en ese país, en enero habría llegado una delegación en busca de camu camu y sacha inchi, en febrero estuvo otra por el mango y el banano orgánico; y, en marzo llegarán nuevas empresas interesadas esta vez en algunos frijoles y el maíz morado.

En contrapartida, se ha advertido que varias empresas peruanas se han apuntado a participar en la próxima feria Foodex que se realizará este mes en Corea.

Es importante destacar el trabajo de la Consejería Comercial del Perú en ese país, el mismo que se refleja detrás de esta noticia que señala una ruta, una oportunidad para otros empresarios peruanos, y al mismo tiempo, destaca el rol que deben cumplir todos los Consejeros Comerciales que tenemos en distintos lugares del mundo para facilitar el intercambio comercial de nuestras empresas.

Ahora le toca a las empresas peruanas dar los siguientes pasos para dar la talla y aprovechar esta oportunidad de mercado que se ofrece en bandeja para nuestros productos.

Fuente: Proexpansión

Imagen: Pixabay/chickenonline